sábado, 11 de octubre de 2008

Dirigir: Jean Eustache

"Hay dificultades económicas y dificultades personales, que son igualmente dificultades económicas. Debe haber algo en el momento en que no estimula el deseo o la necesidad. Lo digo a veces en forma de boutade. Cuando voy a presentar mis películas al extranjero, ocurre que a menudo (los debates son en todas partes los mismos; en todos los festivales del mundo las preguntas son las mismas que en el cine-club de un pequeño pueblo francés) me preguntan por qué he querido hacer esa película. Aparte de pequeñas respuestas anecdóticas que no tienen mayor importancia, me he dado cuenta de que la única razón que podía dar es: por necesidad. Las películas que he realizado, he sentido una necesidad imperiosa de hacerlas. Y a cualquier precio, puesto que la mayoría de las veces he sacrificado la calidad por hacerlas. Las llevaba a cabo sin los medios profesionales y técnicos que requerían mientras pensaba durante el rodaje: 'Siempre me las arreglaré' o 'mantengo la relación calidad-precio'. Con el paso del tiempo te olvidas de estas preocupaciones y te dices: 'Aquí me equivoqué, no fui lo bastante exigente', y te das cuenta que ya lo sabías en la época y la jodiste. No me gusta volver a ver mis películas y siento mucho no haberlas hecho mejor. Me he dado cuenta de que ya, en aquel momento, veía los defectos y que por razones prácticas, materiales..., por mantener el plan de trabajo, por ejemplo, no pude obtener mejores resultados. En aquel momento pensaba: 'Con el dinero de que dispongo, me las arreglaré lo mejor posible'. En realidad, ese 'mejor' es relativo. Por comparar con un escritor o un pintor, sus exigencias son su tiempo. Su tiempo cuesta menos que el de un rodaje. En conjunto se puede decir que el hecho de que sea una industria juega un papel importante en que haya pocos creadores de entidad en el cine. Hay que tener una inmensa sabiduría, un enorme talento para poder dar la vuelta a estos contratiempos económicos. Muchos se han dejado la piel. Ahora, empiezo a decirme: 'Lo que quería hacer era mucho mejor que lo que he hecho'".