martes, 30 de septiembre de 2008

Inicios...

Lo que sigue a continuación es un breve extracto de una entrevista (concedida a Simon Birrell y aparecida en el número 6 de la revista Quatermass) al dibujante de tebeos y director de cine José Ramón Larraz.

"No siendo un hombre de cine, ¿qué circunstancias te llevaron a hacer tu primera película?

Verás, mi mujer y yo vivíamos en Bruselas; estuvimos cinco años. Yo era dibujante de cómics, y después durante una temporada fui fotógrafo de moda. El cine me encantaba, e iba mucho. Te contaré una anécdota estupenda. Yo era un cliente asiduo del Cine Beaux Arts de Bruselas, y en una noche de invierno, con un frío terrible, sólo había dos espectadores en la sesión: un señor bajito y con barba, y yo. Aquella sesión formaba parte de una retrospectiva íntegra de Josef von Sternberg y constaba de dos películas suyas. Tras la primera, salí al vestíbulo a fumar un pitillo, e igual hizo el otro, pero él fumaba en pipa. Yo entonces tenía 35 o 36 años, y el otro era mayor. Hablando un francés con un acento entre anglosajón y alemán me preguntó: '¿Le ha gustado la película?'. Yo contesté: 'Pues sí, mucho. Me ha emocionado. Al final, con William Powell y la bandera rusa, casi me echo a llorar'. Mientras, el proyeccionista, que era amigo mío y se llamaba Jean Victor, me hacía señas por detrás del señor, sin que yo entendiera el por qué. ¿Qué querría Jean? Entramos a ver la segunda película, cada cual en su asiento, y al salir el señor se me acercó otra vez y me dijo: 'Permítame que me presente. Soy Josef von Sternberg'. Imagínate mi impresión... Como era muy tarde, nos citamos para comer al día siguiente. Y después nos seguimos viendo. Para comer, para cenar. Hablábamos mucho de cine, claro, me contaba cosas de cuando hizo El ángel azul, de Marlene Dietrich, que preparaba comida para todo el equipo. Así, me fue animando a dirigir. Recuerdo cuando me dijo, textualmente: 'Haz una película. Como puedas, pero hazla'. Yo contesté: 'Pero me han dicho que necesitas un distribuidor'. Y él respondió: 'Si la película es buena te la quitarán de las manos'."