domingo, 21 de septiembre de 2008

Una razón más para odiar la publicidad

Como mi hermano Antonio me ha hecho ver, el anuncio de la cerveza Mixta, máximo exponente de la corriente de mongolismo e hiperrepetición de la publicidad de masas que nos toca vivir, no sólo es una puta mierda de spot sino que además parece un plagio.

Me refiero en concreto al anuncio del tipo que hace beatbox ayudado por el montaje. Aunque acostumbréis a encender la tele sólo 30 segundos al día, calculo que lo habréis visto al menos un millón de veces. En todo caso, el anuncio lo tenéis en youtube, con el nombre de los responsables y todo
http://es.youtube.com/watch?v=VsI63etMsWA (me niego a colgarlo aquí, por supuesto).

Pues bien, como pasa habitualmente en los anuncios, la cosa se parece sospechosamente mucho a otra anterior, en este caso a un video de este hombre, un joven montador nórdico llamado Lasse Gjertesen, al que además le honra el haber rechazado (dicen en youtube) una oferta publicitaria de la mismísima Cocacola.

Aquí tenéis el video y una razón más para detestar la lobotomía audiovisual pauloviana de la cerveza Mixta.





26 comentarios:

Zoove Groover dijo...

Lo de plagiar youtubes de moda empieza a ser costumbre entre los publicistas, ahí está también el anuncio de (creo) Telefónica que copiaba el video aquel de las manos con la canción de Daft Punk...

Lo raro es que no hayamos visto aún a un trasunto del niño gordo alemán anunciando algún adsl.

JJ Perfecto Idiota dijo...

Ese de telefónica no lo he visto. Había uno este verano de Pau Gassol, que no sé qué demonios vendía, que era un robo descarado de "Las Pasiones" de Bill Viola.

Anónimo dijo...

Ya, pero... exactamente... ¿cuál es el problema de plagiar algo? Yo no creo que sea malo. Como mucho, te critican.

JJ Perfecto Idiota dijo...

El problema de copiar algo radica, entre otras cosas y desde mi punto de vista, en que el esfuerzo creativo lo hace otro, y no uno. Uno se limita a sacarle beneficio al trabajo ajeno. Trabajo ajeno del que por supuesto jamás se advierte que ha sido copiado de otro. Pero como decía en un trabajo de la carrera mi gran amigo Rafa: SON OBVIEDADES. ¿Quién eres, además?

Desperdicios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Desperdicios dijo...

Bueno, eso es (o debería ser) lo de menos. Ha dado su opinión y ha decidido firmar como anónimo, ya está. También yo estoy en contra del pirateo de ideas ajenas si no es para, al menos, referenciarlas asumidamente (tenga o no un sentido o una función esa cita, copia u homenaje ya sería otra historia). El resto es, como apuntaba JJ, hacer de la creación original una labor de rapiña. Lo que delata una alarmante, y vergonzosa, pobreza intelectual.

Por cierto, ese momento de "María Antonieta" en el que Kirsten Dunst saca la mano por la ventana del carruaje en el que viaja y siente el aire fresco en su piel, que recuerda, o remite, tanto a una célebre publicidad, ¿es plagio o deriva posmoderna, robo o cita (desconozco si el realizador del asunto fue Soffia Coppola o algún amigo suyo)? Por no hablar de aquel otro en el que está con su hijo en un prado verde, verdísimo acariciando un corderito, tan solar y luminoso que creí estar viendo un nuevo anuncio de Norit...

Woower Woolgberg dijo...

Ah, perdón, lamento haber firmado antes con "anónimo". Es cierto que eso podía despistar.

Mi nombre es Woower Woolgberg.

En cualquier caso, no estoy del todo de acuerdo con el tema plagio y su demonización. Es cierto que te aprovechas del trabajo ajeno pero... creo que hemos sido educados para eso, ¿no? De hecho, la sociedad en la que nos movemos se basa en aprovecharse del trabajo ajeno. Pero esto también es una obviedad.

Plagiar denota, efectivamente, una alarmante y vergonzosa pobreza intelectual. Pero también un practicismo interesante.

Además, creo que plagiar nos retrotrae a la época escolar, siempre tan evocadora. "Si copias no aprenderás nunca", que decía la maestra. Tenía mucha razón, sí.

JJ Perfecto Idiota dijo...

No tengo ahora ninguna gana de enrollarme porque es tarde y mañana madrugo (y reconozco que me apetece poco ponerme a meditar sobre el tema durante tres o cuatro horas, revisar mis libros sobre publicidad, los apuntes de ética, etcétera, aún a riesgo de que mis argumentos sean, como seguramente ocurra, más endebles).

Primero, aviso que entrar en teorías sobre la licitud del plagio, los límites de la copia y las nebulosas fronteras entre el guiño y el robo, con el ánimo de buscar normas generales (como si Emergentes & Sumergidos fuera una autoescuela) es algo que no voy a hacer. Creo que limitándonos al caso de la publicidad, que es el que nos ocupa (y ya estoy generalizando demasiado), se roba descaradamente de gente, anónima o reconocida, y se usan sus ideas y sus creaciones con fines en general muy distintos a los originales, fueran cuales fueren, sin hacérselo saber a los autores, pedirles permiso o en caso de obtenerlo gratificarles de algún modo. El fin para el que los publicistas usan lo que roban bien sabemos todos que siempre es el mismo: vender. Un fin que se contrapone muchas veces con los fines de los creadores a los que se expolia y utiliza, que además no sabemos si aprueban el producto. Todo eso me parece mal, simplemente. Y hasta que alguien me demuestre que estoy equivocado lo sostendré.

Y si pregunto quién eres es porque muchos de los que rondamos por aquí nos conocemos. No me ha hecho ninguna gracia ese intento de ridiculizar mi pregunta

Te agradezco, eso sí, que me hagas dudar incluso de mis pocas convicciones, de lo poco que tengo por cierto. Lo digo en serio. Estoy hoy Socrático.

Por último, dos matices: Que seamos seres necesariamente sociales, que necesitan del otro y de su trabajo, no quiere decir que nos aprovechemos de ellos. Y dices que copiar nos retrotrae a la época escolar. Bien, pues lo que a mi me enseñaron (creo recordar que me lo enseñé yo a mí mismo después de mucho dibujar) es que copiar puede estar bien. Lo que está prohibido a la hora de aprender es calcar. Y este video es un puto calco.

Woower Woolgberg dijo...

A ver, no nos volvamos locos.

Lamento haber ridiculizado tu pregunta pero si lees de nuevo tu pregunta de "¿quién eres, además?", comprenderás que podía utilizar la ironía para responder.

En un blog en el que todos los nombres son jj perfecto idiota, desperdicios, zoove groover, etc, me hacía gracia la pregunta de "¿quién eres, además?". Como si todo el mundo se identificase.

Si hubieses puesto "¿quién eres?", habría entendido exactamente eso: un interés por saber mi identidad. Pero al añadir "además", me pareció que añadías un punto de mosqueo. Y más después de utilizar mayúsculas, como gritando "SON OBVIEDADES".

Detecté cierta violencia y entendí que el sentido de tu comentario era este: "Eres un gilipollas que no tiene ni puta idea. Paso de extenderme más porque lo que planteas es tan obvio que no voy a perder el tiempo contigo. Además, ni siquiera sé quién eres y me gustaría para llamarte gilipollas a la cara". Más o menos. Puede que esté confundido. De ahí la ironía.

Si no te ha hecho gracia, lo siento.

El blog está bien, pero detecto falta de discusión. Ahora entiendo esa falta de debate, ya que comentas que "muchos de los que rondamos por aquí nos conocemos". Puede que siga siendo así, un blog para colegas, si de tus respuestas se detecta, como yo he hecho esta vez (se corresponda o no con la realidad), cierta agresión a nuevos comentarios.

Yo también soy muy socrático. Me gustaría seguir con el debate del plagio. Me parece interesante, pero no sé si eso va a molestarte más que a sumar algo más al blog.

Saludos.

Anónimo dijo...

En ese sentido, he de decir que estoy con Woover, etc. Vamos, yo soy de la opinión de que E&S es un fanzine o una publicación que se pretende culturalmente viva (llamadlo también si queréis blog, o weblog, a mí me da lo mismo), no la típica cosa pajillera de siempre; para eso ya están Babelia o el suplemento cultural de la Fnac).

Si bien es cierto que hay una serie de lectores afines, algunos de los cuales es verdad que son amigos, no veo por qué no se puede disentir de lo publicado, si el blog ofrece tal posibilidad y se argumentan las cosas (y esto lo digo porque algunas de las críticas a E&S no han pasado del "tu texto es una mierda" o "no me gusta lo que opinas", algo simples en mi opinión).

Así que lo del debate me parece muy bien, siempre y cuando no nos desviemos del tema, que es lo que veo que está sucediendo.

Amén.

P.S.: Ah, soy Desperdicios.

Woover Woolberg dijo...

Encantado Desperdicios, aquí Woover.

Me parece correcto lo que dices. Centrémonos en el debate del plagio.

Primero, habría que definir qué es plagiar. Según la RAE:

1.- tr. Copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias: acusaron al compositor de plagiar una canción de un famoso cantante americano.


2.- amer. Apoderarse de una persona para obtener rescate por su libertad. Se conj. como cambiar.

Entiendo que lo que nos interesa es la primera acepción. Y entiendo que lo que jode al autor no es que sea copiado, sino que el plagiador asuma como propia la obra.

Entiendo igualmente que el plagiador asume como propia la obra con un objetivo económico. Nadie plagia nada simplemente para parecer más inteligente o creativo. Se plagia para obtener un beneficio económico. Luego el plagio es un "delito" económico.

El autor original, por tanto, no se molesta por haber perdido su obra, sino por haber perdido la posibilidad de obtener un rendimiento económico de ella. Entiendo que no le molesta perder su autoría intelectual sino el valor económico de su obra.

Es legítimo, sin duda.

Pero entonces él mismo está valorando su obra no cómo tal, sino como máquina de hacer dinero. Y él no ha sido capaz de sacar rendimiento de su obra. Había una idea que no valía nada. Y ahora hay una idea que vale dinero. Pero ese paso no lo ha hecho el autor, sino el plagiador. Ha convertido nada en pasta. Y eso también es crear algo. Al menos, ha generado un valor. ¿Debería compartir el premio con el autor original? La respuesta no parece tan sencilla como parece. Al menos, yo no tengo claro.

JJ Perfecto Idiota dijo...

Mira Woower Wolgberg, tu primer post me pareció una tontería y respondí en consecuencia. Reconozco que me pasé de agresivo. Vale, lo siento tío. Las mayúsculas y el “además” eran espinas.

Soy en principio partidario de los debates, y cuando una entrada no tiene comentarios me parece tristísimo. Como te he dicho, me parece sano y deseable que se critiquen las opiniones tenidas por válidas, lo políticamente correcto, la doxa, los dogmas, sea para llegar a nuevas "certezas" (por llamarlas de alguna manera) o para llegar a aporías, a callejones sin salida, a ningún sitio, porque también así se aprende.

Por supuesto que respeto a todo aquel que escriba y desee conservar el anónimo, no tiene que recordárseme como si fuera retrasado. Además, siento haber dado la impresión de querer zanjar el tema, porque no era mi intención. Simplemente, se me activó la alarma anti vacuidad posmoderna, que es a lo que me sonó el comentario.

En todo caso, ¿podré no querer irme por las ramas? ¿Podré no querer ponerme a teorizar, a generalizar, a hacernos pajas mentales entre todos? ¿Podré no estar de acuerdo con vosotros? Porque no lo estoy en absoluto. Tus opiniones me parecen parciales y superficiales. No sólo se plagian, como dices, ideas que no han tenido éxito (como ejemplo valga el anuncio que arriba cito de Gasol inspirado seguro en Las Pasiones de Viola, artista consagrado). Eso es un hecho.

Y no es meramente una cuestión económica o de valores añadidos lo que hay detrás de mi preocupación por la publicidad (aunque, claro, la publicidad es el motor que lo mueve todo: hay que vender, ergo la gente tiene que consumir, si no adiós capitalismo). Con la cita, plagio, robo, llamadlo como queráis, se viste al producto con valores, no sólo motivados por intereses económicos: algo se disfraza de moderno, de barato, de sólido, de vanguardista y para ello se usan en ocasiones ideas ajenas, que se apropian desvergonzadamente. Y se hace para vender más, pero a mi juicio no de forma lícita. Se vende una idea, una visión del mundo y de uno mismo, y no sólo el determinado producto que la empresa anunciadora fabrica. Y ahí es donde a mí me duele.

Abogo por algo parecido a los RECLAMOS, esos anuncios en los que se decía algo como “Almacenes Romagosa. Calcetines de hilo, medias de seda, zapatos, botines (…). Calle tal, número tal. Horario de tal a cual hora”. Un anuncio verdaderamente informativo. Y aquí viene otra de las cuestiones: eso de asociar publicidad con información comercial es un grave error. Estamos hablando de mensajes PERSUASIVOS que lo que pretenden es sobre todo desarmarnos para que hagamos lo que los anunciantes quieran que hagamos: comprar X, votar a Y, etcétera (porque esa división entre publicidad y propaganda que se empeñan en pregonar en las facultades de Ciencias de la Información es una patraña. Es la misma serpiente, con la lengua bífida). Igual a los autores de las obras saqueadas no les hace ninguna gracia que El Banco B o la Industria Z no solo maximicen sus beneficios gracias a su trabajo, sin estar si quiera avisados, sino sobre todo que ganen adeptos a sus causas, desarrollen culturas o distribuyan objetos o con los que los creadores pueden estar muy en contra. Un ejemplo: a uno le puede parecer un tongo para madres sobreprotectoras y ancianos desesperados el Actimel de Danone. Bien, pues a parte de no querer que Danone gane dinero a nuestra costa puede parecernos fatal que además sea con el puto suero reciclado del Actimel. Igual los yogures Danone de macedonia hasta te gustan, y les cederías tu idea o te haría gracia ver cómo te hacen un guiño en sus spots, pero es que en concreto el puto Actimel te revienta. Pues eso. No es meramente económico, ni mucho menos (aunque claro, todo tiene siempre un componente económico como todo tiene siempre un componente político, estético, etcétera).

Y claro, toda comunicación es algo persuasiva (un reclamo, por muy informativo que sea, estará medido, compuesto con una fuente que se juzgue adecuada, cuidando la gramática y la ortografía, tratando de agradar al receptor. este texto lo hace, sin ir más lejor. Los tuyos, por supuesto, también.). De lo que se trata como siempre no es de absolutos sino de equilibrios. Y frente a la persuasión desmesurada de la publicidad de hoy yo pido más información.

Eso en general. Pero en concreto, que es lo que a mí me parece de veras interesante, ¿qué nos dice de la cerveza Mixta el anuncio en cuestión? Nada. Sólo que es moderno beber mixta, que mola beber mixta. Ellos quieren vender su cerveza, y para ello usan la estrategia clásica de POSICIONARSE: Que al beber Mixta uno se sienta bien con la imagen que proyecta. Porque es todo una cuestión de imagen: si bebes Mixta, entonces eres moderno, desenfadado, desprejuiciado, cool. Es la cultura del qué dirán, de lo externo, el mundo de las apariencias. La publicidad nos enseña a todos desde que nacemos a vernos desde fuera, a juzgar cada una de nuestras decisiones desde el arsenal de valores que machaconamente graban a fuego en nuestras cabezas. Y a lo mejor el autor al que se le ha usurpado su obra, por muy tonta y vacía que ésta pueda ser, no está dispuesto a participar en toda esta espiral de frivolidad, banalidad y deshumanización behaviourista.

Yo no tengo nada en contra de que alguien quiera vender sus productos, pero creo que el modo en que se hace hoy es perverso. Toda esta cultura esquizofrénica de lo externo, de lo aparente, de lo mimético, de lo gregario, de tomarnos por bobos y decirnos qué debemos hacer en cada momento para hacer ver que somos lo uno o lo otro, que pertenecemos a aquí o allá, que ganamos tanto o cuanto, todo este desastre que nos toca vivir es en gran parte culpa de la publicidad.

Woower Woolgberg dijo...

Ok. Acepto tus disculpas y entiendo que tú aceptas las mías.

Al grano.

La conclusión que saco de tu post es que puede haber autores que, sencillamente, no quieren que su obra se relacione con determinado producto, marca o estilo de hacer las cosas. Y de ahí el enfado del autor, ya que el plagiador no sólo se ha forrado con una idea ajena, sino que ha desvirtuado el espíritu de la misma.

Lamento no estar de acuerdo. Sí en esencia, pero, si me pongo a pensar en términos de realidad, me parece que cualquier autor vendería su obra por pasta.

Vayamos al ejemplo de Mixta y el señor que hace ruidos con la boca. ¿Si los de la agencia le hubiesen buscado allá donde viva, explicado la idea y ofrecido la, pongamos, cantidad de 300.000 euros por utilizar su video o uno similar en el anuncio de Mixta... qué habría hecho? Yo apuesto a que hubiese vendido la idea. Y por la mitad, también. Y por la mitad de la mitad, también.

Pero no por un euro. Ni por cien. Ni por mil.

Entonces... ¿cuál es el debate? ¿el precio? ¿crees de verdad que el tipo de los ruidos se negaría a vender su idea a Mixta? Me cuesta creerlo. Por eso creo que en el plagio lo que mosquea sobremanera (y asusta) al creador no es el robo de la idea... sino el convertir una idea en dinero contante sin su participación. Él tiene la idea pero no ha sabido traducirla en un valor económico. No ha sabido qué hacer con ella.

Por eso no le resto méritos al plagiador. Sabe qué ideas tienen potencial y, sobre todo, sabe convertirlas en dinero. ¿Se aprovecha del trabajo ajeno? Indudablemente. ¿Prostituye el espíritu de la obra? Seguro. Pero lo que no sabemos es hasta dónde podría haber aguantado el tipo de los ruidos con la boca sin vender y prostituir su video. ¿Seis mil euros? ¿Diez mil? ¿Veinte mil?...

El debate sobre "publicidad Vs información" creo que es otro y nos llevaría mucho más tiempo. De momento, propongo centrarnos en el del plagio.

Saludos

JJ Perfecto Idiota dijo...

Lo siento, pero me tengo que ir en este momento. Sólo apunto que lo que no tiene el plagiador, la empresa anunciadora o el creativo que desarrolla la campaña, es ningún tipo de escrúpulo. ¿Qué más da que haga dinero? Como dicen en Ciudadano Kane, hacer dinero es fácil si lo único que te preocupa es hacer dinero. ¿Pero a costa de qué?


(Me tengo que ir a currar. Yo también tengo un precio.)hotmail.com

JJ Perfecto Idiota dijo...

(lo de hotmail.com no sé de donde ha salido)

Anónimo dijo...

Por favor, leed la opinión de Lasse Gjertesen, extraida de:
http://procastinando.wordpress.com/2008/07/14/como-hacer-un-anuncio-de-tv/

“TO ALL ADVERTISEMENT COMPANIES: Before contacting me about using my work in advertisement or wanting me to work for you please read this first: (I’m NOT saying the following about music videos! Well, it depends..) A long time ago I promised myself never to do commercials. That’s because I don’t think it’s right to push (usually unneccesary) products on fellow human beings, and I’m not very fond of advertisement because it’s annoying and nothing more than annoying, and in my eyes an evil way of marketing. I also consider myself a true artist, with a conscience and a soul, and I would not feel good at all if I used my (so called) talents to promote a commercial product. I know I might get a lot of money from it, but I would feel awful if I made money in such a dishonest and cynical way. In fact, I see no difference in doing a commercial than sucking an old, fat, rich white guy in a suit’s little dick and getting paid for it. That would actually be a more honorful way of making money. I will much rather starve to death than being a part of your huge corporate marketing empire, scouting the world for things you can claim ownership over so that you can make more dirty money, lowering the quality of entertainment, society and life in general for the rest of us. So if you ask me to do a commerical, you’re offending me, and if you, like some companies have already done, the egoistic human filth and shit they are, use my ideas without my permission, and make money on it, I sincerely hope that you all get heart attacks on Christmas Eve and slowly and painfully die in front of your crying families, while everything is being filmed and put on youtube, so that we can feel better and safer in this world. Ahem, ok, sorry kids, I am one of Bill Hicks goat-children. ‘More father, moooore..’”

JJ Perfecto Idiota dijo...

Yo también soy un niño cabra que echa de menos a su padre Hicks. Gracias por el post, Pablo H (¿de Hicks? No, de Montegallino).

JJ Perfecto Idiota dijo...

Zoove Groover, he flipado con el de Telefónica/Daft Punk. Como siempre, la copia encima está echa deprisa y corriendo y desmerece al original. Mil gracias.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con JJPI, el plagio es contrario a la creación. Copiar y no citar las fuentes está en contra de los derechos del autor. Ser anónimo o Whoopi Goldberg no aporta nada diferente. El foro de E&S se amplía, bien.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con JJPI, el plagio es contrario a la creación. Copiar y no citar las fuentes está en contra de los derechos del autor. Ser anónimo o Whoopi Goldberg no aporta nada diferente. El foro de E&S se amplía, bien.

Pablo Montegallino dijo...

Buenas, soy el que ha dejado el pequeño manifiesto de Lasse Gjertesen. Por supuesto, yo también estoy de acuerdo en que se etimule el debate, y no puedo evitar expresar mi repulsa por argumentos como los de WW. Afortunadamente Lasse.G. se ha preocupado de manifestar sus principios, de forma que no se propague el virus de las presunciones y suposiciones acerca de su moral, y el precio de la misma.
Por otra parte, creo que la forma de crear soligismos, manipular las premisas, dar saltos ilógicos de olimpiada y extraer corolarios según tus razonamientos, son dignos de un Sócrates más bien deforme. Yo añadiría: "decidí convertirme en el proxeneta de la novia de mi mejor amigo porque, con lo buena que está y lo liviana que es, la muy puta, yo sabía que mi pobre amigo no iba a sacarle El provecho. Soy un hijodeputa visionario y un creador: Dolores se llamaba Lola"
Que conste que no es un mensaje de mal rollo y todo ésto te lo digo desde el cariño, pero es que suena tan ridículo el argumento que parece una postura tipo "trompe le monde, socrático", si vale la palabrota...
P.D.: amigos, os quiero, y todas vuestras señoras son unas Santas.

woower woolberg dijo...

Ah, pues muy bien...

Pablo Montegallino, tu forma de discutir es excelente. Veo que eres un Sócrates muy bien formado. Razonas todo lo que dices y extraes conclusiones muy válidas.

Lamento haber interrumpido la buena marcha de este blog por unos días. Ya si eso me tomo una caña con cicuta.

Sean felices y nunca se dejen plagiar.

Entiendo que jamás caerán en la tentación del plagio.

Saludos

Desperdicios dijo...

A ver, basta ya. Me irrita profundamente tener que hacer de Papá Pitufo. Nadie me lo ha pedido, pero cuando leo la clase de contrarréplicas que escribís a alguien que solamente está dando su opinión me siento, no sé por qué estúpida razón, en la obligación de comportarme como un casposo arbitro de partido de fútbito.

Precisamente, el otro día un amigo me dio a leer la siguiente reflexión de Salvador Pániker:

"Pluralismo significa asumir que vivimos en sociedades donde coexisten distintas concepciones sobre lo que es bueno y lo que es malo. Pluralismo significa convivir a la vez en el consenso y en el disenso, en una diversidad provisionalmente unificada. Y digo provisionalmente porque no caben ya los valores absolutos ni los principios universales. En este contexto resultan admirables, pero un poco inútiles, los titánicos esfuerzos de un Habermas y un Rawls para encontrar una nueva racionalidad que fundamente el orden social. Así, por ejemplo, Rawls destaca la importancia de la justicia entendida como equidad (fairness). La justicia sería la primera virtud de las instituciones sociales. La justicia –prioridad de lo correcto (right) sobre lo bueno (good)- haría posible la convivencia pluralista. Es un enfoque neokantiano que se opone al utilitarismo. Habermas comparte con Rawls esa propensión a dar prioridad a la justicia sobre el bien. Y ya digo que todo esto es muy digno de admiración. Lo que ocurre es que uno se siente más identificado con aquellos que se contentan con el modus vivendi de una permanente negociación y compromiso. Uno duda de que sea posible una teoría normativa basada en un conjunto de principios universales. Decía Wittgenstein que la racionalidad pertenece al lenguaje y que el lenguaje genera mil juegos, con diferentes reglas para cada uno. (Grouxo Marx lo expresaba de otro modo: “Éstos son mis principios, y si a usted no le gustan, tengo otros”). En todo caso, el consenso siempre es provisional."

Pablo montegallino dijo...

Woower Woolgberg: siento la rudeza y la absurdidad en la forma de mi comentario de anoche; me encontraba un poco "aturdido". Lo que quise decir es que me choca la forma de hilar los razonamientos y extrapolar conclusiones. También me daba la sensación de que, con el objetivo de abrir el debate, estabas ejerciendo de abogado del diablo de forma un tanto gratuita.
No me interpretes mal, es enormemente beneficiosa la pluralidad de opiniones para enriquecer un debate (y basicamente para que éste pueda existir), pero me pareció un argumento pobre a la vista de las declaraciones del plagiado y de la réplica de JJ.
Estoy seguro de que si los comentarios aquí vertidos se hubieran hecho en persona, todos habríamos captado la verdadera intenciones de los mismos.
Te pido disculpas y te anímo efusivamente a que no dejes de opinar en la presente y las futuras entradas.
P.

Esther Colero dijo...

ZZZZZZZZZzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

JJ Perfecto Idiota dijo...

Zoove Grover, el anuncio que te comentaba arriba de Pau Gasol imitando las pasiones de Bill Viola, es de PLAYSTATION III.